Logo Hr feaks
cultura-de-compromiso

¿Quieres ganar agilidad en tu modelo de negocio? Un sistema de OKR’s puede que sea la herramienta que necesites. Los negocios se enfrentan a un entorno cada vez más volátil, complicado e impredecible. Esta situación de incertidumbre nos empuja a anticiparnos a cualquier imprevisto que pueda surgir en el negocio y responder ante los cambios de la manera más rápida posible. 

El mercado requiere capacidad de adaptación, velocidad y ejecución, o lo que es lo mismo, requiere un modelo de negocio ágil.

‍Para alcanzar esta agilidad en los equipos, necesitamos poner un foco común, que nos permita visualizar en todo momento hacia dónde nos dirigimos y cómo cada tarea nos acerca un paso más hacia ese destino común. Este alineamiento en el equipo se traduce en confianza, que a su vez se transforma en independencia a la hora de tomar decisiones, ganando no solo velocidad y capacidad de adaptación, si no también compromiso.

‍¿Cómo crear un equipo con cultura de compromiso?

Una de las herramientas que te pueden ayudar es el sistema de OKR´s. Este sistema permite alinear a todas las personas del equipo hacia ese objetivo común y conseguir esos hitos que nos acercarán hacia los resultados que queremos.

¿Quieres saber cómo implementar este sistema? Te contamos cómo lo puedes hacer en este post:

Aprende a implementar la metodología de OKR’s

“Los esfuerzos y el coraje no son suficientes sin un propósito y una dirección

Guia 1 1s e1696594641654

Esta frase de JFK tiene más sentido que nunca en las organizaciones. En el contexto actual, una empresa sin un propósito claro se parece a un barco a la deriva, donde la tripulación rema a destiempo. Y es que para poder llegar a su destino, necesitarán: 

  • Propósito: definir a dónde se dirigen 
  • Objectivos: cómo lo van a hacer 
  • Key Results: GPS que les indique en qué punto se encuentran y si están avanzando en la dirección adecuada

El sentimiento de compromiso nace cuando:

  • Entendemos el objetivo común de la organización y lo compartimos (y con esto me refiero a creer en él, sentir que verdaderamente aporta valor y significa un cambio social).
  • Vemos cómo el rol que desempeñamos en la organización es una de las piezas clave para hacerlo posible.
  • Descubrimos la relación de ambos con las tareas en el día a día y cómo estas contribuyen a alcanzar el objetivo.

Un sistema de OKR’s efectivo es el puente entre el propósito de la organización, tu rol y tus contribuciones. Cada vez más empresas se centran en trazar esta línea entre las personas y el propósito ya que al hacerlo entran en un proceso de mejora continua donde cada miembro se siente involucrado en el cambio.

Pero cuidado, si bien un sistema de OKR’s fomenta el compromiso de tu equipo, no lo garantiza. Para que tenga sentido implementar esta metodología primero debemos definir y ciertos puntos y hacernos preguntas como:

  • ¿Cuál es la cultura de la organización?
  • ¿En qué comportamientos se traduce?
  • ¿Cuál es el propósito?
  • ¿Cómo puedo contribuir a él?
  • ¿En qué tareas se traducen esas contribuciones?
  • ¿Cómo definimos el éxito en cada una?

Hacer este trabajo previo, asentará las bases que tu organización necesita para poder establecer sistemas más complejos tanto de estructura como de estrategia. Si no tenemos esto claro, no tiene sentido implementar metodologías de ningún tipo.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Como has encontrado útil esta publicación ...

Compártelo para que lo vea más gente 😉

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¿Cómo podemos mejorar? ¿Qué te ha faltado?

Otros temas que te pueden gustar

Desarrollo profesional, estrategias de promoción interna, desarrollo del talento interno y cómo se ve esto en el ámbito de las startups.

La cultura organizacional y el trabajo en equipo es el corazón que impulsa cada aspecto de una empresa. Desde cómo se toman las decisiones hasta cómo se desempeña cada miembro del equipo, todo está